lunes, 12 de enero de 2009

EL "ABISMO" IDIOMÁTICO







Cualquiera pensaría, al venir a Madrid, que no va a tener ningún problema o confusión con el idioma, ya que hablamos todos una misma lengua española, que nos han legado nuestros parientes lejanos, y que ciertamente, debido a la distancia y al tiempo, pues hay muchas expresiones que cambian, que se ajustaron a palabras prehispánicas existentes, o anglicismos adoptados, y he de admitir que los mexicanos "pocheamos" mucho. Cómo culparnos, a nosotros no nos separa un mar de los Estados Unidos y todas las novedades tecnológicas, sociales, culturales de nuestros vecinos del norte, llegan a la velocidad de la luz a nuestro país. No recuerdo exactamente cuándo fue que empezamos a usar términos tan comunes en nuestras conversaciones cotidianas como celular, computadora, mouse, ipod, iphone con el merecido respeto que su pronuncación correcta merece, aunque sea en inglés. No me van a decir que en México, quien lea el inglés como se lee el español, sin respetar la pronunciación, es considerado un naquete. Y de los peores. Aunque no se hable inglés, se hace el intento por decir bien las cosas si no se quiere ser objeto de burlas.
Pues algo que he encontrado bien simpático y que quise compartir en éste blog son precisamente, las diferencias lingüísticas de quienes nos heredaron el idioma. El español, es una lengua milenaria que los mexicanos y latinos en general, defendemos acérrimamente. Es motivo de orgullo el hablarla "bien", dependiendo del país del que se trate, y casi que es ofensa nacional en México y motivo de ponernos la piel de gallina cuando escuchamos el spanglish (lackear, trocka, hale en vez de jale...) que hablan nuestros mexicanos que se van a trabajar al "otro lado" (definición del otro lado: el otro lado de la frontera, es decir, Estados Unidos). Aquí en España, y ya lo he mencionado anteriormente, hay una ruta de la lengua española que en definitiva, he de tomar uno de éstos días. Sí, aquí nació todo y aquí se habla, nos guste o no, el español correcto, aunque digan que el español más correcto se habla en Colombia. Con la venia de mis amistades españolas, me tomé la libertad de ir anotando algunas expresiones que no conocía en México, que fueron motivo de confusión al principio pero que ciertamente, son simpáticas y muy españolas:
Cutre - Naco
Flipar - Alucinar
Chuleta - Acordeón de los que hacíamos para los exámenes de materias pajas y rolleras
Tarta - Pastel
Moqueta - Alfombra
Me cago en la leche - Me lleva la...
Pijo - Fresa (ella se fue con un niño pijo... Hombres G)
Curro - Trabajo
Tía, tío - chavo o chava
Crema de leche - Nata
Light - Desnatado para lo cremoso, sin azúcar para lo demás ¿?
Azúcar light (splenda, canderel, etc) - Sacarina
Albaricoque - Chabacano
Consejo a los mexicanos que vengan: mis niños, aquí todo se coge. Sí, se coge. Se coge el metro, se coge un taxi, y no me coge es que no te contesta el teléfono. Se me aguantan la risa los primeros meses, eh? Después, ya se acostumbran. Pero el temor al albur mexicano, es algo que no se olvida de la noche a la mañana, noooo porque es toda una vida de enseñanza, el pensar muy bien lo que vas a decir, o no? Es por éso que es difícil ver a un mexicano adoptando el castellano al 100%.
Más simpático resulta tratar de hacer que los españoles digan palabras prehispánicas. Admito que ha de ser muy difícil si no se han escuchado antes. Nombres como Iztaccíhuatl, Popocatépetl, Tenochtitlan, (me atrevería a aventurar que Tlatelolco también les causa dificultades), Pátzcuaro, son muy difíciles para ellos. Por supuesto que está siempre quien dice sesto en vez de sexto, ojetivo en vez de objetivo, aluno en vez de alumno. O al menos, así se escucha, aunque lo escriban correctamente.
Hay todo un tratado, al parecer, digno de antología para diferenciar los distintos embutidos españoles y que son varios: tocino, tocineta, bacon, lacon, chorizo, jamón, etc. Pero éso merecerá otro artículo. Por lo pronto, les dejo con las reflexiones de mi día a día en España, y unas imágenes de la nevada reciente en Madrid del Jueves pasado. Según fuentes, hay madrileños que aseguran jamás haber visto una nevada en sus vidas en Madrid, por lo que éstas imagenes adjuntas pudieran ser fotos sin precedentes en las historias invernales madrileñas. :P Que las disfruten.
BREVARIO CULTURAL: El 6 de Enero se festeja aquí también el día de los reyes magos, con un roscón de reyes, que es muy parecido al de México, PERO la mayoría llevan crema, perdón, nata por dentro. También se parte con una buena taza de chocolate caliente, tienen también un muñequito adentro pero quien lo saca, no hace nada con él, o sea, se salva de los tamales de la Candelaria. El día de Reyes, es día festivo y oficial en Madrid (and I looooove it...)

5 comentarios:

Erika dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sonia sin gluten dijo...

Je, je, muy bueno, me has hecho reír lo que siempre es de agradecer.

Es cierto, lo cuentas, es la misma lengua pero con algunos cambios diria yo "urbanos" que estan perfectamente integrados en España aunque algunos de ellos, no sean muy elegantes.
soy Española y lo que me encanta de todos usd es la dulzura y templanza que tienen al hablar.
El español sobre todo el ( castellano) que por otra parte es el que yo hablo, es duro en la pronunciación, esas,"r,g, j,..."

Pero si, mantengamos vivo esta preciosa lengua, procurando tenerla alejadas de otras "influencias".
Un saludo afectuoso
Bienvenido a España/Madrid
sonia

Erin dijo...

Hi!
I wanted to let you know that we here at Lexiophiles [www.lexiophiles.com/] and bab.la [http://en.bab.la/] think your blog is great and therefore we have included you in our competition to find the best International Exchange and Experience blog for 2009 (also know as IX 09, just to make it easier!) Congratulations! Read all about the competition over on our blog (Lexiophiles!) and make sure you get all your family, friends and readers to vote for you to be in with a chance to win one of our awesome prizes! Any questions, feel free to email me – erin (at) bab.la
Thanks, and congratulations again!
Erin

Racaluna dijo...

Hola, chica mexicana:

Soy cubano-mexicana. Por identificarme. Quiero nada más hacer alguna observación sobre el tema lingüístico. A menudo se escucha hablar de la lengua en términos de corrección aludiendo a la variante dialectal de un país u otro. No existe una variante mejor o peor. Sólo personas que hablan (o escriben) muy bien, no tanto y fatal. Pero la corrección no se mide ni por el acento, ni por la pronunciación ni por el vocabulario.
De hecho, algunos españoles -y aclaro "algunos"- suelen sorprenderse, y algunos hasta burlarse, de vocablos que escuchan a los latinoamericanos, las llaman "palabrejas".
Pues deberían saber ésos que muchas de esas palabrejas son arcaísmos, castellano antiguo, o por lo menos tan viejo como para poder conocerlas si se ha escuchado con atención a los abuelos, o leído en los libros.

Y es el caso, al menos el que conozco, de México. Con excepción de los vocablos heredados del náhuatl, en México se conservan giros y usos de un castellano bastante antiguo: angosto -que en otras variantes ha quedado como adjetivo literario-; harto -como adverbio y como adjetivo para calificar objetos-, "recibirse de" por graduarse. Por poner sólo tres ejemplos.

Así que tampoco debe hablarse de la variante peninsular en términos de corrección en relación con otras. Recuerden que el 90% del español se habla fuera de España, por lo que esta variante es la minoritaria.

Al ser de origen cubano y dedicarme a esto de las lenguas, he disfrutado mucho poder descubrir diferencias y semejanzas entre tres versiones de la misma lengua. Me alegra mucho reconocer en España, por ejemplo, muchas expresiones populares que consideraba cubanismos. Es sabido que la variante dialectal caribeña es más cercana a la española por razones históricas, y que entre canarios y cubanos, por ejemplo, hay apenas pocas diferencias, marcadas sólo por la pertenencia a otro estado. En mi opinión. Usamos "guagua", locuciones como "estar tolete" y aspiramos la S intersilábicas. Somos una comunidad de lo que llaman los lingüistas "español atlántico" y que incluye también la costa atlántica española.

Así que México, sobre todo en sus sitios más alejados de la capital, es un reservorio de un antiguo español. Lo mismo pasa con la zona andina de Sudamérica.

Por tanto, chicos, se trata más bien de enseñar a los peninsulares algunas muestras de lo que fue su propia lengua hace mucho tiempo.

Creo que es una manera de reivindicar el español, tener oídos para esa lengua de abuelos que llega hoy a España desde América. Ya que vamos aquí de memoria histórica, esta es otra manera de no olvidar.

Saludos
Magnolia

Racaluna dijo...

Hola, chica mexicana:

Soy cubano-mexicana. Por identificarme. Quiero nada más hacer alguna observación sobre el tema lingüístico. A menudo se escucha hablar de la lengua en términos de corrección aludiendo a la variante dialectal de un país u otro. No existe una variante mejor o peor. Sólo personas que hablan (o escriben) muy bien, no tanto y fatal. Pero la corrección no se mide ni por el acento, ni por la pronunciación ni por el vocabulario.
De hecho, algunos españoles -y aclaro "algunos"- suelen sorprenderse, y algunos hasta burlarse, de vocablos que escuchan a los latinoamericanos, las llaman "palabrejas".
Pues deberían saber ésos que muchas de esas palabrejas son arcaísmos, castellano antiguo, o por lo menos tan viejo como para poder conocerlas si se ha escuchado con atención a los abuelos, o leído en los libros.

Y es el caso, al menos el que conozco, de México. Con excepción de los vocablos heredados del náhuatl, en México se conservan giros y usos de un castellano bastante antiguo: angosto -que en otras variantes ha quedado como adjetivo literario-; harto -como adverbio y como adjetivo para calificar objetos-, "recibirse de" por graduarse. Por poner sólo tres ejemplos.

Así que tampoco debe hablarse de la variante peninsular en términos de corrección en relación con otras. Recuerden que el 90% del español se habla fuera de España, por lo que esta variante es la minoritaria.

Al ser de origen cubano y dedicarme a esto de las lenguas, he disfrutado mucho poder descubrir diferencias y semejanzas entre tres versiones de la misma lengua. Me alegra mucho reconocer en España, por ejemplo, muchas expresiones populares que consideraba cubanismos. Es sabido que la variante dialectal caribeña es más cercana a la española por razones históricas, y que entre canarios y cubanos, por ejemplo, hay apenas pocas diferencias, marcadas sólo por la pertenencia a otro estado. En mi opinión. Usamos "guagua", locuciones como "estar tolete" y aspiramos la S intersilábicas. Somos una comunidad de lo que llaman los lingüistas "español atlántico" y que incluye también la costa atlántica española.

Así que México, sobre todo en sus sitios más alejados de la capital, es un reservorio de un antiguo español. Lo mismo pasa con la zona andina de Sudamérica.

Por tanto, chicos, se trata más bien de enseñar a los peninsulares algunas muestras de lo que fue su propia lengua hace mucho tiempo.

Creo que es una manera de reivindicar el español, tener oídos para esa lengua de abuelos que llega hoy a España desde América. Ya que vamos aquí de memoria histórica, esta es otra manera de no olvidar.

Saludos
Magnolia